13 ago. 2011

foreveryoung













Enamorada de la vida, de las pequeñas cosas, esas que parecen no tener importancia pero que al fin y al cabo son las que te hacen SER. Del día a día, estes donde estes, sea lunes o viernes, que más da, hay que dar gracias a la vida por darnos la oportunidad de formar parte de ella. De dejar los complejos y prejuicios a un lado, sí, sé que es díficil pero primero hay que conocer, porque a menudo, la vida te da sorpresas, para bien o para mal y nunca sabes lo que pasará mañana asique preocupate de HOY. Y es que hay que ver cuanto te cambia la vida en poco tiempo. La gente nueva que conoces, y la que dejas atrás, porque simplemente no te aporta o no es como tu esperabas. Las cosas a las que antes dabas prioridad y ahora apenas significan nada para ti. Las nuevas experiencias, los errores que ahora, en frío sabes que cometiste, pero que por haberlos cometido probablemente no volveras a caer en ellos. De aprender que todo lo malo tiene una parte buena, y que te hará crecer en todos los ámbitos, ya sea profesionalmente o como persona. De demostrarle cada día a la gente que quieres lo mucho que significan para ti y de hacerles la vida lo más agradable posible.

Lo importante es tener claro SIEMPRE quien eres y no engañarte, os lo digo por experiencia porque aunque sea una niñata de 21 años, la vida me ha enseñado muchas cosas y me he dado cuenta de lo importante que es estar en paz con uno mismo y ser coherente con lo que piensas y sientes. Aprender de los errores, y no ahogarte en ellos y sobretodo disfrutar... ¡que la vida son dos días!