29 jun. 2011

26 jun. 2011

me+you=us














Porque los príncipes de los cuentos que te leía tu madre para que te durmieras existen...

... Sí lo sé pensaréis que soy gilipollas pero creo en el AMOR y en todo lo que esta palabra engloba y representa. Me da mucha pena toda la gente que piensa que el amor no existe o que dice que todos los tios son unos cabrones... Permitidme el lujo de hablar de ello libremente, es mi BLOG y tu decides si quieres seguir leyendo o si prefieres dejar de hacerlo. Así que si eres de los que piensan así te aconsejo que no sigas.

Qué complicado es el tema del amor, cada uno lo interpreta como quiere, es tan ambiguo e imprevisible, que confunde. La verdad es que jamás hubiera pensado que iba a encontrarlo en aquel momento en el que lo que menos me apetecía era justamente "tener una relación"; si, es verdad, te pasa cuando menos te lo esperas. No voy a decir que creía firmemente en el amor antes de que me pasase lo que me pasó porque os mentiría, pero eso sí, nunca perdí la esperanza. Quizás es porque en el fondo me considero una romántica o porque por primera vez en mi vida he hecho las cosas bien desde el principio. Y es que yo también he tenido muchas experiencias que me han hecho ser como soy hoy , también lo he pasado mal, me he sentido incomprendida, hundida, infravalorada y muchas cosas que no le deseo a nadie pasar, pero ahora después de haber reflexionado, creo que la experiencia en este campo es muy importante y no me arrepiento de nada de lo que he vivido. En mi caso todas esas cosas me han hecho darme cuenta de que es lo que NO quiero, de las cosas que NO volvería a tolerar y de las que NO volvería a hacerle a nadie.

Nunca hubiera pensado que sería tan fácil, ni que me sentiría tan cómoda y es que cuando no calculas las cosas, a veces, no siempre, sale bien. No sabía que podría ser yo misma al 100% porque nunca lo había sido. Ni que podría ser transparente y decir todo lo que pienso.

Lo que os quiero contar va más allá del cosquilleo , o de las mariposas en el estómago o de lo increíble que fue el principio como en casi todas las relaciones, aunque creo que eso tambien influye. No entraré en detalles, me limito a expresar lo que es para mi el amor. Yo lo conocí hace 6 meses cuando pasaba por un momento de cambios en mi vida y de momentos que iban a ser decisivos para mí. Había acabado mis estudios y estaba bastante perdida con respecto a lo que iba a hacer en un futuro próximo. Tenía mucho tiempo libre y pocas cosas que hacer, y eso durante un tiempo es agradable pero llega un punto en que uno necesita sentirse útil y emplear su tiempo en algo productivo más que nada para sentirse realizado y para crecer profesionalmente hablando. Ocupar mi mente, vámos.(Soy una persona con mucha imaginación y considero que eso es muy bueno, sobretodo para mi profesión pero eso también me hace darle mucha vuelta a las cosas).

Tenía la sensación de que llevaba un tiempo perdida, que daba palos de ciego y que tenía que empezar a resolver todas las dudas que flotaban en mi cabeza porque sino cada vez la "bola" se haría más grande.

Puse varios asuntos en su sitio y empecé a moverme y a buscar trabajo. Y fué entonces cuando por casualidad conocí a mi chico. Y he de decir que desde el primer día todo fue distinto a lo anterior, desde el momento en el que le conocí sentí una conexión diferente. Cada vez lo veía todo más fácil, hubo un monton de preocupaciones que desaparecieron y por primera vez en mi vida sentí que podía ser yo misma. Empecé a comprender muchas cosas, a darme a otra persona, a no tener prejucios y a reírme de las cosas que antes me quitaban el sueño. Fui natural, coherente y respetuosa desde el principio. Experimente la sensación de entenderse con la mirada y poder mantener una conversación sin articular ni media palabra,... Y hoy puedo decir, después de tan sólo unos meses que he encontrado al amor de mi vida... ¿Que cuánto me durará? No lo sé, espero que para siempre. ¿Que se cansará de mi? Puede ser. Lo que si que sé es que yo me limito a vivir el presente y a cuidar lo que tengo y quiero hoy, que lo que pasará mañana no lo sabemos ni tú, ni yo, ni nadie...

De momento somos uno para todo, es mi amigo, mi confidente y el dueño de todas y cada una de mis sonrisas. Gracias mi amor. Eres lo más grande.

Te quiero
♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

18 jun. 2011

freedom













La libertad sólo se alcanza siendo coherente con uno mismo.

13 jun. 2011

mondayinspiration









.. Y después de un finde bastante "ajetreado", llega el esperado y siempre bienvenido Lunes. Un día que para muchos es el peor de todos pero para mi que me dedico a lo que me gusta es otro día más en el que disfruto haciendo lo que mejor se me da.

Hoy he encontrado estas fotos que llevaba tiempo queriendo subir. La modelo se llama Behati Prinsloo tiene 22 años y nació en 1989. Me encanta la belleza de esta chica; infatil a la vez que dulce. Os aconsejo que busquéis sobre ella porque a parte de ser una monada, sus street style son lo más y aun encima es un ángel de Victoria Secret (casi nada).

Hay queda eso!Espero que tengáis un buen comienzo de semana!

12 jun. 2011

london





























El 6 de Junio emprendía mi viaje a Londres por cuestiones de trabajo para hacer lo que más me gusta; ver las nuevas tendencias. ¿Podía ser mejor? Estaba emocionada, ansiosa, nerviosa de visitar una ciudad con la que sin haber ido nunca me sentía muy identificada. Lo que no sabía era que ese día no iba a poder volar. Debido a "problemas técnicos", descuidos y mala suerte, ese día me quede en tierra. Mi DNI estaba caducado desde hacía tan sólo un par de semanas y mi pasaporte (según el policía) estaba defectuoso. No me lo podía creer, después de intentarlo muchas veces me di por vencido, era inútil intentar razonar con aquel hombre de uniforme, el dijo desde el principio que no y así fue.

Sin creérmelo aún del todo, me dispuse a abandonar el aeropuerto, inconsciente de la que se me venía encima, con los ojos llorosos y una rara sensación de angustia y ansiedad.

Más tarde tuve que dar la cara, explicar lo ocurrido a mi jefe y el me dio una rápida solución, cambiamos el vuelo para el día siguiente. Me pase toda la tarde en la policía renovando en carnet de identidad y el pasaporte y al final después de varias horas, lo conseguí. Al día siguiente en el trabajo la gente me preguntaba ¿Qué haces aqui?, ¿No te habías ido a Londres?, ¿Ya has vuelto?, ¿Que tal por allí?. Fue bochornoso tener que enfrentarme a todas esas preguntas... Pero lo importante era que me iba igual, así que explique lo ocurrido a quien se lo tenía que explicar y a la una de la tarde emprendí de nuevo mi viaje al aeropuerto. Esta vez con todo en orden, facturé me tome algo y subí al avión. El vuelo se me paso más rápido de lo que pensaba y sin darme cuenta estaba en Heathrow. Recogí mi maleta, cogí un taxi y puse rumbo al hotel en el que me esperaban mis compañeras, o eso se suponía. Después de hacer en check-in y subir a mi habitación me di una ducha, me vestí y las llame, pero no estaban. Tuve que llamarlas tres veces para entender el nombre de la calle en la que estaban, conseguí explicárselo al taxista y ¡por fin! llegué. Tomamos algo y nos fuimos a ver tiendas por Oxford Street. Después fuimos a cenar por ahí a un restaurante típico de Londres, todo muy rico.

El día siguiente fue de shopping, estuve en tiendas como twenty8twelve, Zagid y Voltaire, COS, Selfridges, Dover Street Market y muchas más. Luego fuimos a cenar a un restaurante bastante concurrido llamado "Belgo" en el que la especialidad eran los mejillones.. Sí, lo sé, es de risa. Vengo de Galicia y voy a Londres a comer mejillones, pero bueno, al menos estaban ricos.

El último día después de un buffet de desayuno para coger fuerzas, seguimos de compras y sacando fotos a todo lo que se merecía ser plasmado. Sin incidentes demasiado relevantes, lo único que me deje el móvil en el probador de una tienda y que me caí de una silla y casi me rompo la crisma. Pero finalmente no paso nada. Como siempre.

Y ya el día de regreso tiré una bandeja en medio de un restaurante al suelo, pero me daba igual porque nadie me conocía y por eso me reí.

Llegamos a La coruña sin problemas y ahora aquí estoy.

Pienso en el viaje y la verdad, después de todo me lo pase muy bien, lo malo es que no he visto todo lo que me gustaría por eso pronto volveré. Londres es una ciudad inspiradora, con una amplísima diversidad cultural mil actividades y sitios donde divertirse. Las tiendas están muy cuidadas y la decoración es impecable. La moda está presente en las calles, y aunque no estuve en la zona mas "underground", pude coger ideas y ver las tendencias para este invierno; lurex de todos los colores, dorado, plata, mezcla de tejidos en las prendas, apliques, neopreno, plumas, tachuelas, cruces, plataformas, calcetines con zapatos o deportivas, pantalones con pata de elefante y capri (piratas), plumiferos, foil y mucho más. Lo que más me gusto fue el Topshop que es enorme, en el que me pase 2 horas y media rebuscando. Tiene, desde las prendas de colección, hasta prendas de segunda mano dentro de la tienda. Urban Outfiters también me gusto mucho.

Pronto os enseñaré mis nuevas adquisiciones Londinenses. Espero no haberos aburrido.

Que tengáis un buen domingo, ya sea con o sin resaca.