18 feb. 2012

saturdaymorning







SI ERES UNO MÁS, SERÁS UNO MENOS

Hoy es sábado, me encantan los sábados. No sólo por el hecho de que trabajo toda la semana sino porque en estos días es cuando tengo tiempo para mí, para pensar, pasmar, compartir mi tiempo con quién yo quiero y reflexionar sobre mi vida. Y creo que ahora mismo estoy viviendo uno de esos maravillosos momentos...

Me encanta escribir porque sé que algún día cuando sea mayor y lea esto me trasportará a este momento y me sentiré bien, también me gusta porque me desahoga y me sale solo, y es que (ahora) creo que escribir y leer es bueno. Y digo ahora porque durante toda mi vida, en mi familia siempre me han dicho que debía de leer y nunca lo había hecho hasta ahora (siempre he sido muy testaruda y cuando me han dicho que tenía que hacer algo no lo hacía. No me gustan las obligaciones, me gusta darme cuenta de las cosas yo sola sin que nadie tenga que imponerme nada). Esto tiene su parte buena y mala pero por el momento no entraré en ese debate... En este momento, en el que estoy trabajando una media de 10 horas al día (de lunes a viernes), me doy cuenta de que mi tiempo libre; mis sábados y domingos tienen un valor impagable. Y siento que este tiempo tengo que ocuparlo en algo que me aporte y que me haga crecer y conocer otras realidades distintas a la mía. Por eso creo que leer y escribir es una muy buena opción para evadirme de todo.

Cuando empecé a trabajar (hará ya unos 10 meses) llegaba el sábado y me agobiaba simplemente por estar en casa sin hacer nada, tenía la necesidad de hacer algo pero no sabía el que, sólo sabía que tenía que ser algo más que pensar en que me pondría por la noche o cotillear el Facebook; algo que me aportase a mí como persona, y sabía que no valdría cualquier cosa. Tenía que ser algo que me gustase y con lo que disfrutase y ahora que lo he descubierto, estoy experimentando cosas nuevas, simplemente con el hecho de dar un paseo sola o de estar aquí escribiendo esto. Me encanta porque estoy aprendiendo mucho de mí. Para empezar de un tiempo aquí, me estoy conociendo a mí misma, que creo que es un gran paso, y además pienso que en la sociedad de hoy en día es algo muy difícil, casi imposible. Hace poco leí una frase que me gusto mucho, es la siguiente:

“ El universo conspira a favor de los que lo mueven y ésos son los que lo paran. ¿ Tú quieres mover el mundo o que el mundo te mueva? “

Yo… ya decidí desde el primer momento en que la leí que quiero moverlo, sentir y transmitir a la gente que me cruce en mi camino algo distinto, ser diferente aunque solo sea por el hecho de ser YO. O mejor dicho a la gente que se lo merezca. Porque esa es otra..., me he dado cuenta también de que no es necesario compartir todo con todo el mundo. Hay que saber distinguir entre toda la gente quien merece la pena, y creo que no todo el mundo tiene la capacidad para poder saber quiénes son esas personas. Nada más. Creo que ya basta por hoy. Ahora me dispongo a ir a comer en mi maravillosa ciudad con mi hermana pequeña a una terracita y a charlar con ella, que a sus 17 años, me ha enseñado mucho más de lo que os podéis imaginar y que cada día me aporta cosas nuevas y visiones que a su edad son muy difíciles de ver y de entender.

Que disfrutéis de vuestro sábado!

No hay comentarios:

Publicar un comentario